Bienvenido

    Juguetes de madera

    Juguetes de madera

    Los beneficios de los juguetes de madera

    ¿Existen juguetes más bonitos que los juguetes de madera? En nuestra opinión no. Pero los juegos de madera no son solo bonitos, son mucho más. Son respetuosos con el medio ambiente, pues la madera es un material natural y renovable, y constituyen además una gran estimulación para los sentidos de los niños: el tacto y el olor de la madera es incomparable al de ningún otro material empleado para la fabricación de juguetes. Son juguetes de siempre y están destinados a durar toda la vida.

    Página:
    1. 1
    2. 2
    3. 3
    4. 4
    5. 5

    Artículos 1 a 26 de 26 totales

    Avisadme cuando esté disponible

    Este producto estará a la venta en nuestra tienda en breve
    ¡Sé el primero en enterarte!

    ¿Ya eres cliente? Identifícate

    La madera: un material natural y renovable

    La madera es un elemento vivo, un recurso natural, fácilmente reciclable y que no contamina. Los juguetes de madera acercan al niño a la naturaleza y, a diferencia del plástico, la madera no libera compuestos tóxicos en su descomposición. No hay juguetes más naturales que los juguetes de madera.

    La mejor estimulación para los sentidos de los niños

    Los juguetes de madera tienen un olor característico muy agradable y su tacto es suave y cálido, lo que favorece la estimulación de los sentidos de los bebés y los niños. ¡A ellos les encantan tocarlos y olerlos! Además, suelen ser juguetes de formas sencillas, y esta simplicidad en su diseño potencia la creatividad de los niños. Por otra parte, las características de este material junto con la simplicidad en los diseños convierten a los juguetes de madera en los juguetes más seguros para los niños.

    Los juegos de madera son para toda la vida

    Los juguetes de madera existen desde hace siglos, muchas generación de niños han jugado y disfrutado con ellos. Es cierto que son más caros que los juguetes elaborados con plástico, pero es una inversión que merece la pena, pues son mucho más resistentes, no pasan nunca de moda y están destinados a durar toda la vida, pasando incluso de generación en generación.

    Utilizamos "cookies" para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información
    x